Las zonas rurales también lo merecen: Internet en Ibiza y Formentera

Internet en Ibiza y Formentera

La otra Ibiza

Muchos piensan que Ibiza es la capital mundial de la fiesta multitudinaria, de música electrónica a pie de piscina, el lujo de celebrities del momento luciendo moreno tras bajar de su Jet privado. Ahora bien, existe una isla que se esconde detrás de municipios y parroquias como Santa Gertrudis o San Joan de Lebrija, situado al norte catalogado como el menos poblado de la isla.

Estas parroquias son las que componen el conjunto de la isla con sus huertas, rebaños y calas medio perdidas como Sant Vicent con fantásticos hoteles que no pueden ofrecer un servicio de conexión a internet en Ibiza y Formentera pueblo con velocidad y calidad para sus clientes por carecer de infraestructuras adecuadas. En un entorno reducido donde se convive con un mercado internacional con residentes tecnológicamente necesitados, es prácticamente imposible no disponer de un servicio de alta velocidad en cualquier momento y lugar.

Un problema rural: Internet en Ibiza y Formentera 

En mis 35 años de experiencia trabajando en ambas islas como responsable de operaciones y telecomunicaciones, puedo confirmar que nos encontramos en un momento en que ya es posible disfrutar de una buena conexión a internet en el campo sin necesidad de esperar a que un operador dominante decida invertir en áreas rurales. Zonas olvidadas donde nunca recuperan la inversión de la fibra a consecuencia de la libertad de uso de la infraestructura que dicta la ley española. Se permite que cualquier operador se conecte a la fibra disponible en las calles y la revenda, reduciendo los márgenes y tiempos de amortización del operador que realiza la inversión. Motivo por el que todos esperan a que invierta el otro.

Mi historia en las telecomunicaciones

Trabajé en un operador local, hace la friolera de 20 años, que consiguió una exclusiva de explotación de la frecuencia de radio en la banda de 3.5 Ghz. Se trataba de una iniciativa tecnológica que otorgó el Ministerio de Fomento para ofrecer conexiones de internet en Ibiza y Formentera. Los clientes olvidados que también tienen el derecho de disfrutar de buenos servicios. A pesar de solo poder vender velocidades hasta 2 Mbps, los clientes no dudaban en pagar tarifas 5 veces superiores a cualquier otro cliente de la península por disfrutar, al menos, de un servicio que cumpliera unos mínimos de calidad.

Desafortunadamente, los fabricantes de esta tecnología apostaron más fuerte por las soluciones móviles o satelitales. Una baza que repercutió directamente a los usuarios de internet rural al no realizar mejoras en el equipamiento necesario para la conexión. El resultado se tradujo en una mala calidad de de servicio. Un ejemplo muy evidente es el flujo de conexiones de ADSL por las antiguas líneas de cobre que se montaron hace 50 años y no logran ofrecer más de 1 Mbps en la subida de señal.

Radwin, una oportunidad

Con el paso de la crisis, fabricantes internacionales como Radwin invierten en I+D para el desarrollo de productos como JET 5.6 que proporciona un servicio de Internet de calidad en los lugares más inhóspitos. Esta inversión contribuye a que los grandes operadores estén dispuestos a invertir en un buen despliegue de red para conseguir conexiones más baratas y veloces que la fibra a mejor precio. La demanda actual exige unas velocidades de conexión de exponenciales ya que, la oferta de contenido online es cada vez más diversa. Hoy por hoy, los clientes demandan servicios en plataformas de TV como NETFLIX, fútbol y juegos online. Para poder consumir estos servicios es necesario que el cliente disponga de velocidades de 20 a 100 Mbps sin limites de descarga.

 

Las zonas rurales no se pueden quedar atrás en el proceso de digitalización. Por esta razón, decidí involucrarme en el ámbito de las telecomunicaciones rurales para dotar de conexión a internet en Ibiza y Formentera de calidad en los lugares más recónditos de mis islas.